LA “CASA VICENS”, NUEVA ATRACCIÓN MODERNISTA EN BARCELONA

ENGLISH AT THE TOP

ESPAÑOL AL FINAL

****

THE “CASA VICENS”, NEW ART NOUVEAU ATTRACTION IN BARCELONA

Hi everybody!

As we advanced in a previous post, in November 14 the restored Casa Vicens has opened its doors, famous in many ways but mainly because it was the first work of the architect Antonio Gaudí in Barcelona. With this new reopening, the city has won a new space that can be added to its long list of iconic Art Nouveau buildings that it has. The Casa Vicens was a great unknown even for the locals themselves because the house could only be visited once a year, in May 22, the Day of Santa Rita. And as in the case of La Pedrera or the Hospital de Sant Pau, it has also been declared a World Heritage Site by UNESCO in 2005, together with the Colonia Güell crypt, the Nativity facade and the crypt of the Sagrada Familia. Previously, in 1969, the Spanish Government had granted the classification of Historical-Artistic Monument of National Interest for its exceptional nature. After three years of rigorous restoration work led by its current owners, and respecting its original design to the maximum, the renovated Casa Vicens has finally opened to become the new Art Nouveau attraction of Barcelona.

The Casa Vicens is located in the popular neighbourhood of Gràcia and was commissioned by the broker-dealer Manuel Vicens to Antonio Gaudí in 1883 to become his summer residence on the outskirts of Barcelona. At that time, the village of Gràcia was independent and was not part of Barcelona, a city that was in the process of demolishing its walls to expand through the project of Ensanche designed by the architect Ildefons Cerdà. With this background context, the Casa Vicens was finished in 1885 but, unfortunately, hardly lasted a few years in the hands of its original owners. Dolors Giralt, the widow of Manuel Vicens, sold the house in 1899 to Antoni Jover. From that date, the house was divided into different apartments to get the most out of it, which caused that little by little it was losing its original charm.

The first exceptional detail of the Casa Vicens is the layout of its main facade since it was oriented towards an inner garden of great extension (nowadays almost disappeared) with a fountain and a large cascade of water and not to the street as usual. And the second is the unknown and risky constructive style that Gaudí used in his design, with clear influences of Arabic art, combined with the use of ornamental motifs that evoke natural elements such as vines, reeds or flowers. The interior of the house does not stop surprising as we go through the different rooms and floors or its impressive terrace, that also can be visited. But undoubtedly, one of the most identifying pieces of the Casa Vicens, apart from the colouring of its exterior tiles (another Gaudí innovation that was not frequent) or its towers is the spectacular perimeter fence of forge, formed by palm leaves and that over time has become one of the most remembered symbols of Antonio Gaudí.

But its appeal does not end here. The Casa Vicens is also available for the organization of exclusive events. We had the opportunity to attend one of the first private events at Casa Vicens shortly after its opening to the public. With all the floors open, the guests were distributed throughout its different spaces while a cocktail was served in all the rooms. The upper floor, where the scale model room is located, was the ideal setting where the speeches of the hosts of the event took place.

Do not miss it!

See you soon!

The VIPPA-BCN Team

****

“LA CASA VICENS”, NUEVA ATRACCIÓN MODERNISTA EN BARCELONA

¡Hola a todos!

Tal y cómo os avanzábamos en un post anterior, el día 14 de noviembre abrió por fin sus puertas la restaurada casa museo Casa Vicens, famosa en muchos aspectos pero sobre todo porque supuso la primera obra del entonces aún desconocido arquitecto Antonio Gaudí en Barcelona. Con esta nueva reapertura, la ciudad ha ganado un nuevo espacio que añadir a su ya de por sí larga lista de edificios emblemáticos modernistas con los que cuenta. La Casa Vicens era una gran desconocida incluso para los propios barceloneses, ya que sólo era visitable una vez al año, el 22 de mayo, Día de Santa Rita. Y como en el caso de La Pedrera o del Hospital de Sant Pau, también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005, junto con la cripta de la Colonia Güell, la fachada de la Natividad y la cripta de la Sagrada Familia. Con anterioridad, en 1969, el Gobierno español le había otorgado la clasificación de Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional por su carácter excepcional. Tras tres años de rigurosos trabajos de restauración liderados por sus actuales propietarios, y respetando al máximo su diseño original, la renovada Casa Vicens ha abierto por fin para convertirse en la nueva atracción modernista de Barcelona.

La Casa Vicens se encuentra en el popular barrio de Gràcia y fue encargada por el corredor de bolsa Manuel Vicens a Antonio Gaudí en 1883 para que se convirtiera en su residencia de verano a las afueras de Barcelona. En aquella época, la población de Gràcia era independiente y no estaba unida a Barcelona, una ciudad que por aquel entonces se encontraba en pleno proceso de demolición de sus murallas para expandirse a través del proyecto de Ensanche del arquitecto Ildefons Cerdà. Con este contexto de fondo, la Casa Vicens se terminó de construir en 1885 pero, desgraciadamente, apenas duró unos pocos años en manos de sus propietarios originales. Dolors Giralt, tras quedar viuda de Manuel Vicens, vendió la casa en 1899 a Antoni Jover. A partir de esa fecha, la casa se fue dividiendo en diferentes apartamentos para conseguir rentabilizarla al máximo, lo que provocó que poco a poco fuera perdiendo su encanto original.

El primer detalle excepcional de la Casa Vicens es la disposición de su fachada principal, ya que estaba orientada hacia un jardín interior de gran extensión (hoy por desgracia ya casi desaparecido en su totalidad) rematado con una fuente y una gran cascada de agua y no hacia la calle como es habitual. Y el segundo, es el desconocido y arriesgado estilo constructivo que utilizó Gaudí en su diseño, con claras influencias del arte árabe, combinado con el uso de motivos ornamentales que evocan a elementos naturales como las parras, los juncos o las flores. El interior de la casa no deja de sorprender, a medida que vamos recorriendo las diferentes estancias y plantas o su imponente terraza, también visitable. Pero sin duda, una de las piezas más identificativas de la Casa Vicens, además del colorido de sus baldosas exteriores (otra innovación de Gaudí ya que no era frecuente su uso en el exterior de los edificios) o sus torres, es la espectacular valla perimetral de forja, formada por hojas de palmera y que con el tiempo se ha convertido en uno de los símbolos más recordados de Antonio Gaudí.

Pero su atractivo no acaba aquí. La Casa Vicens también está disponible para la organización de eventos exclusivos. Tuvimos la ocasión poder de asistir a uno de los primeros actos privados que tuvieron lugar en la Casa Vicens pocos días después de su apertura al público. Con todas las plantas abiertas, los invitados se distribuían a lo largo de sus diferentes espacios mientras se servía un cóctel en todas las estancias. La planta superior, dónde se encuentra la sala de maquetas, fue el marco ideal donde tuvieron lugar los discursos de los anfitriones del evento.

¡No te pierdas la oportunidad de visitarla!

¡Hasta el próximo post!

El equipo de VIPPA-BCN

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s